Flores para Ilda

 

Image

Eran ya cerca de las 12 de la mañana cuando, bajo un sol asfixiante, la delegación española de querellantes en la causa argentina caminábamos por el Parque de la Memoria, en Buenos Aires. Paseábamos sobrecogidos y asombrados ante la inmensidad de este Parque, dedicado a la memoria de los cerca de 30.000 desaparecidos y desparecidas víctimas del terrorismo de estado que este país carga en sus espaldas. Situado frente al río de la Plata, se respira la presencia/ausencia de las personas desaparecidas en cada paso que damos, en cada una de las esculturas que distintos arquitectos han construido para rememorarlos, para no olvidarlos. Porque la Argentina ha decidido plantar cara a su pasado y en un ejercicio de valentía y dignidad, no exento de dolor, ha comprendido que para pasar las páginas de la historia de un pueblo, primero hay que leerlas y que en el presente está contenido el pasado, por muy traumático que haya sido este, por muchas heridas que haya provocado, por muchas cuentas que queden todavía pendientes de saldar.

Una pared enormemente larga y gris compone el monumento a las Víctimas del Terrorismo de Estado. El área de investigación de este monumento se encarga de la elaboración y actualización del listado de nombres de los detenidos/desaparecidos incluidos en él conforme avanzan las investigaciones. Las paredes, clasificadas por años, contienen los nombres de aquellos que desaparecieron en ese año y la edad que tenían en el momento de su desaparición. Las personas de la delegación española decidimos realizar un pequeño homenaje depositando unas hermosas flores blancas que aquí llaman jazmines en estas paredes. Yo expliqué el sentido que para los familiares tiene recopilar los nombres de los nuestros y proclamarlos en voz alta. Entonces ocurrió algo tan hermoso como emotivo:Noemí Fernández, una señora  argentina que nos acompañaba, me pidió que depositáramos juntas un ramo de flores en la pared del año 1977, al lado del nombre de su hermana, Ilda Adriana Fernández, que con apenas 25 años había permanecido secuestrada en la ESMA(antiguo cartel de la armada argentina y centro de detención) y en uno de lo que llaman los “vuelos de la muerte”, tirada al Río de la Plata desde un avión.

Sigue leyendo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s