La gran vergüenza de la democracia española

Jordi Gordon
Periodista y portavoz de la Plataforma por la Comisión de la Verdad sobre los crímenes del franquismo

Hoy celebramos el Día internacional de los Derechos Humanos. Habrá actos que con razón denuncien las violaciones de los derechos humanos en España y en el mundo. Pero me gustaría llamar la atención sobre el hecho de que un año más, en este día de solidaridad democrática y humanitaria, la causa de las víctimas del franquismo continúa sin resolverse y volverá estar casi ausente de la actualidad.

Son esas víctimas y sus familiares quienes sufrieron los horrores de una de las dictaduras mas feroces del continente europeo. Pero todavía hoy siguen siendo víctimas invisibles y sin derechos, aunque sean decenas de miles. Y eso a pesar de que crímenes similares a los que ellos padecieron, inspiraron después de la Segunda Guerra Mundial la declaración de los derechos humanos y los principios de la justicia universal.

Y el primer sentimiento que debería de embargarnos como sociedad es el de vergüenza. Vergüenza también, porque este año la ONU (el Comité, el Grupo de Trabajo de Desapariciones Forzadas y el Relator Especial para la verdad, justicia y reparación) nos ha recordado, en tres resoluciones de esos organismos de derechos humanos, que  las víctimas del franquismo siguen privadas de sus derechos. Unas víctimas que nunca han sido reconocidas como tales, a pesar del tiempo transcurrido desde la muerte del dictador y la llegada de la democracia.

La sala dónde se celebró la rueda de prensa

La sala dónde se celebró la rueda de prensa

La ONU nos ha dicho que el derecho a la verdad, la justicia y la reparación es un derecho humano de las víctimas, especialmente de aquellas que lo han sido como resultado de los crímenes de genocidio, guerra y lesa humanidad.

¿Qué pensaríamos si en Alemania, Italia o Francia se hubieran olvidado a las víctimas del nazismo y del fascismo y no se reconocieran sus derechos y los de sus familiares? Como el nazismo y el fascismo, el franquismo cometió crímenes contra la humanidad; persiguió y asesinó de forma indiscriminada a decenas de miles de personas, cuyo único delito era ser republicanas o no haber mostrado su apoyo al golpe militar; convirtió a miles de presos de las cárceles y los campos de concentración de la postguerra en trabajadores esclavos; expropió y arrebató sus bienes a miles y miles de familias a las que arrojó a la miseria; eliminó, secuestró y ejecutó extrajudicialmente mediante juicios sumarísimos injustos. Las víctimas del franquismo también fueron torturadas, exiliadas, desaparecidas, sustraídas a sus familias naturales por mecanismos y métodos diseñados por los aparatos de poder organizados desde el Estado o fuera del mismo, pero con su apoyo y reconocimiento. Seguir leyendo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s