Declaración por una Comisión de la Verdad sobre los Crímenes del Franquismo.

Declaración por una Comisión de la Verdadbrve

La Plataforma por la Comisión de la Verdad y las organizaciones abajo firmantes nos dirigimos a las instituciones, entidades sociales y ciudadanos partidarios de que se reconozca el derecho de las víctimas del franquismo a la Verdad, a la Justicia y a la Reparación, y se establezcan, por los poderes públicos, las garantías de no repetición en nuestro país. Cuarenta  años de brutal dictadura no pueden ser ignorados y nuestra sociedad necesita construir su futuro en libertad, aprendiendo y condenando las múltiples y graves violaciones de los derechos humanos cometidos en España por el régimen franquista entre 1936, fecha de la sublevación militar, hasta 1977, año de las primeras elecciones. Por ello, creemos que ha llegado el momento de aplicar las recomendaciones de las Naciones Unidas y, en concreto, la constitución de una Comisión de la Verdad sobre los Crímenes del Franquismo por el Congreso de los Diputados. Petición que viene, además, avalada por más de 108.000 firmas, más de 100 entidades sociales y diversos representantes de organizaciones y grupos políticos autonómicos y estatales.

 

Las víctimas, los familiares y la sociedad en su conjunto no pueden sostener el silencio, el olvido o la ignorancia como justificantes de nuestro sistema político. La  recuperación de los restos reclamados por sus familias, la apertura de fosas, el esclarecimiento de la situación de los desaparecidos o la investigación de los secuestros de bebés exigen el establecimiento de políticas públicas de memoria democrática, aplicando la Ley de Memoria y superando sus limitaciones, la implementación sin reservas de las recomendaciones de Naciones Unidas y, muy especialmente, el establecimiento de una Comisión de la Verdad.

 

El Consejo de Europa, las Naciones Unidas y otros organismos internacionales han emitido informes en ese sentido en los últimos años. Las violaciones de derechos humanos no son un asunto interno sino que afectan a la humanidad en su conjunto. El Gobierno, las Cortes y el resto de instituciones deben favorecer el conocimiento de la historia y nuestra memoria colectiva como vacuna contra la repetición de los errores del pasado, además de atender a la formación ética y ciudadana de las jóvenes generaciones. En 40 países se han constituido al efecto comisiones de la verdad.

 

El derecho a conocer la verdad sobre lo sucedido en nuestro país es un derecho absoluto y una obligación que el Estado español debe satisfacer de acuerdo con el derecho internacional, que lo establece como derecho individual y colectivo, es decir, de todos y todas.

 

Las múltiples iniciativas de ayuntamientos, comunidades autónomas y particulares reclaman la acción del Gobierno y de las Cortes, no pueden suplirla. Pedimos a todas las fuerzas políticas y sociales de nuestro país, que ésta sea la legislatura en la que el reconocimiento a las víctimas se lleve a cabo desde todos los ámbitos.

 

Los abajo firmantes entendemos que es imprescindible que el Congreso de los Diputados apruebe la creación de una Comisión de la Verdad, para establecer los hechos y garantizar los derechos de las víctimas del franquismo a la verdad, justicia, reparación y medidas de no repetición, permitiendo así la convivencia libre y democrática de los ciudadanos de nuestro país.

 

Marzo de  2017

 

Fdo.- Jaime Ruiz Reig

Presidente Plataforma Comisión de la Verdad

sobre los Crímenes del Franquismo

Declaración pública de las Asociaciones de Memoria Histórica y de Víctimas del franquismo de Madrid

Las asociaciones de memoria histórica y de víctimas del franquismo  queremos expresar nuestra enorme preocupación y malestar por la campaña inaceptable contra el actual Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid,  por asumir el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica (Ley 51/2007),  las recomendaciones de Naciones Unidas y la mera normalización democrática de la ciudad, comprometiéndose a elaborar una política de memoria que facilite e incluya los espacios públicos en una verdadera cultura democrática, en la que se vea implicada toda la sociedad madrileña.

 

Por todo ello queremos declarar lo siguiente:

  1. En nuestro país contamos con más de 150.000 desaparecidos, 2.300 fosas comunes  sin exhumar,  más de 30.000 niños robados,  miles de ciudadanos ejecutados en juicios sumarísimos, exiliados forzosos o enviados deportados a campos de concentración, víctimas vivas maltratadas o torturadas con las consiguientes secuelas físicas y psíquicas que en ellos pervive,….. Todo consecuencia de la brutal dictadura franquista que mantiene la impunidad de los delitos de lesa humanidad denunciados desde Naciones Unidas y por las Asociaciones de Memoria Histórica.
  2. La ausencia de políticas de Estado en los temas de memoria explica las diferentes respuestas que los Ayuntamientos y Comunidades Autónomas vienen dando a la realidad antes señalada. Cuarenta años después de la muerte del dictador y 37 de disponer de una Constitución Democrática,  muchas comunidades autónomas y ayuntamientos mantienen denominaciones franquistas en sus espacios públicos, y algunas como en el caso de Madrid,  han negado en la práctica sustituir las denominaciones franquistas,  que ofenden la sensibilidad democrática de cualquier ciudadano,  llegando a incumplir la ley.
  3. Celebramos, por ello, el acierto político del actual gobierno del Ayuntamiento cuando comunica su deseo de acometer un plan integral de memoria histórica de la ciudad de Madrid,  que respete el derecho a la verdad,  la justicia y la reparación de las víctimas del franquismo y cuente con la colaboración de las organizaciones sociales y ciudadanas que trabajan por la memoria histórica democrática.
  4. Manifestamos  la conveniencia y necesidad de que en cuestiones de memoria histórica se cuente con la colaboración del estamento Académico-Universitario,  junto a otras entidades preocupadas por los derechos humanos y la cultura. Y  por ello expresamos nuestro reconocimiento a la honestidad personal,  científica y profesional de la Cátedra de Memoria Histórica del siglo XX de  la Universidad Complutense de Madrid,  de su Directora,  del Equipo de Trabajo y colaboradores que habían sido encargados de elaborar un borrador para el Plan Integral de Memoria Histórica de la ciudad de Madrid. Se les ha sometido,  sin disponer del resultado de su trabajo,  a todo tipo de descalificaciones  e incluso mentiras, falacias y fabricación de noticias mal intencionadas;  dando la falsa impresión  de que es mejor mantener la impunidad y el silencio  de los verdugos que abordar el conocimiento de un pasado que nos demanda medidas para su no repetición.
  5. Las víctimas, familiares y entidades de memoria histórica consideramos que es hora de terminar con el olvido al que han sido sometidos los que se opusieron al golpe de Estado y la dictadura franquista. Tenemos una deuda impagable con los miles de madrileños y madrileñas asesinados, torturados, encarcelados, exiliados, deportados, represaliados en múltiples formas,  por defender la democracia y los derechos civiles y sociales. El  homenaje a algunos y algunas de ellas,  en representación del resto, impidiendo que sus nombres, sus muertes y sus vidas se borren de nuestra memoria y de la historia, no constituye más que una forma modesta de reparar la deuda que tenemos contraída con ellas y con ellos;  constructores auténticos de un futuro mejor.

 

Por  último,  las asociaciones de memoria histórica reiteramos nuestra exigencia  a todas las instituciones a que establezcan una verdadera política integral de Estado, basándose en la aplicación y desarrollo de la Ley de Memoria Histórica, que aunque nos parezca insuficiente está en vigor, los informes y las recomendaciones de Naciones Unidas, así como  el estudio de las experiencias realizadas en el ámbito internacional sobre sociedades que han padecido un pasado traumático parecido al nuestro. En consecuencia exigimos de las Instituciones del Estado español ( donde se incluyen los Ayuntamientos) la condena del franquismo como régimen criminal en los términos declarados por la ONU, y asumiendo consecuentemente el reconocimiento político y jurídico de las víctimas.

 

Entendemos que cada administración debe asumir la parte de responsabilidad  que sus competencias le permiten, dejando claro que es hora  de ejercer el compromiso con los derechos  a la verdad, a la justicia y la reparación de las víctimas del franquismo; y en el caso de la ciudad de Madrid mediante la recuperación de la memoria histórica de las madrileñas y madrileños que fueron víctimas de la dictadura franquista, al mismo tiempo que se dispone de los espacios públicos para realizar una pedagogía ciudadana basada en la centralidad de la defensa de los derechos y las libertades  como identidad de una sociedad democrática.

 

                                En Madrid, a 22 de febrero de 2016

 

Firma de Asociaciones:

 

  • AERPA (Asociación de Expresos y Represaliados políticos antifranquistas)
  • AMESDE ( Asociación por la Memoria Social y Democrática)
  • AMICAL de Mauthausen y otros campos y de todas las víctimas del nazismo
  • Asociación de Amigos de las Brigadas Internacionales
  • CAUM (Club de Amigos de la UNESCO)
  • Colectivos Sin Identidad de Canarias
  • Coordinadora por la Memoria Histórica y Democrática de Madrid
  • Convocatoria Cívica
  • Descendientes del exilio español
  • FIBGAR ( Fundación Internacional Baltasar Garzón)
  • Asociación Foro por la Memoria Democrática
  • Foro por la Memoria de Madrid
  • Federación Estatal de foros por la Memoria
  • Fundación Andréu Nin
  • Fundación Cultura de Paz
  • Fundación Francisco Largo Caballero
  • Fundación 1° de Mayo
  • Fundación Domingo Malagón
  • Junta Republicana de Vallecas
  • Plataforma contra la impunidad del franquismo
  • Unidad Cívica por la República
  • Fundación Ángel Llorca
  • Plataforma por la Comisión de la Verdad sobre los crímenes del Franquismo.

Para cualquier comunicación póngase en contacto con la Plataforma por la Comisión de la Verdad a través del correo electrónico comisionverdadfranquismo@gmail.commemoria-histórica-j-van-woerkom-1-memoria-histórica-j-van-woerkom-1.600.762.s (1)

La gran vergüenza de la democracia española

Jordi Gordon
Periodista y portavoz de la Plataforma por la Comisión de la Verdad sobre los crímenes del franquismo

Hoy celebramos el Día internacional de los Derechos Humanos. Habrá actos que con razón denuncien las violaciones de los derechos humanos en España y en el mundo. Pero me gustaría llamar la atención sobre el hecho de que un año más, en este día de solidaridad democrática y humanitaria, la causa de las víctimas del franquismo continúa sin resolverse y volverá estar casi ausente de la actualidad.

Son esas víctimas y sus familiares quienes sufrieron los horrores de una de las dictaduras mas feroces del continente europeo. Pero todavía hoy siguen siendo víctimas invisibles y sin derechos, aunque sean decenas de miles. Y eso a pesar de que crímenes similares a los que ellos padecieron, inspiraron después de la Segunda Guerra Mundial la declaración de los derechos humanos y los principios de la justicia universal.

Y el primer sentimiento que debería de embargarnos como sociedad es el de vergüenza. Vergüenza también, porque este año la ONU (el Comité, el Grupo de Trabajo de Desapariciones Forzadas y el Relator Especial para la verdad, justicia y reparación) nos ha recordado, en tres resoluciones de esos organismos de derechos humanos, que  las víctimas del franquismo siguen privadas de sus derechos. Unas víctimas que nunca han sido reconocidas como tales, a pesar del tiempo transcurrido desde la muerte del dictador y la llegada de la democracia.

La sala dónde se celebró la rueda de prensa

La sala dónde se celebró la rueda de prensa

La ONU nos ha dicho que el derecho a la verdad, la justicia y la reparación es un derecho humano de las víctimas, especialmente de aquellas que lo han sido como resultado de los crímenes de genocidio, guerra y lesa humanidad.

¿Qué pensaríamos si en Alemania, Italia o Francia se hubieran olvidado a las víctimas del nazismo y del fascismo y no se reconocieran sus derechos y los de sus familiares? Como el nazismo y el fascismo, el franquismo cometió crímenes contra la humanidad; persiguió y asesinó de forma indiscriminada a decenas de miles de personas, cuyo único delito era ser republicanas o no haber mostrado su apoyo al golpe militar; convirtió a miles de presos de las cárceles y los campos de concentración de la postguerra en trabajadores esclavos; expropió y arrebató sus bienes a miles y miles de familias a las que arrojó a la miseria; eliminó, secuestró y ejecutó extrajudicialmente mediante juicios sumarísimos injustos. Las víctimas del franquismo también fueron torturadas, exiliadas, desaparecidas, sustraídas a sus familias naturales por mecanismos y métodos diseñados por los aparatos de poder organizados desde el Estado o fuera del mismo, pero con su apoyo y reconocimiento. Seguir leyendo

Teofila Herreruela Habla sobre su suegra Isabel Huelga

Teofila Herreruela Barrios, Nuera de Isabel Huelga, ejecutada en la tapia, enel VIII Homenaje a las Víctimas de La represión Franquista en Madrid, que tuvo lugar el 12-04-2014 en la Tapia del Cementerio del Este, hoy llamado Cementerio de La Almudena.

I. Presentación del VIII Homenaje a las Víctimas de La represión Franquista

Amparo Climent y Nicolas Dueñas presentan el VIII Homenaje a las Víctimas de La represión Franquista en Madrid, que tuvo lugar el 12-04-2014 en la Tapia del Cementerio del Este, hoy llamado Cementerio de La Almudena.